Revolución IA

La Inteligencia Artificial está llamada a protagonizar la próxima Revolución tecnológica

Inicio Sobre Revolucionia Temas Para saber más Contacto

Las dos caras de la Inteligencia Artificial

Fernando P.    02/10/2017

Temas:  Divulgación    Inteligencia Artificial y Sociedad

Hace poco hablábamos sobre una conversación entre el presidente ruso y el fundador del gigante ruso de internet Yandex a cuenta del futuro de la Inteligencia Artificial. En ese artículo comentábamos la existencia de dos caras de la Inteligencia Artificial.

En realidad, hay algo más que dos caras, dependiendo de cómo nos interese aproximarnos a la Inteligencia Artificial.

Caraterísticas que definen a la Inteligencia Artificial
En la introducción a la Inteligencia Artificial decíamos que desde el plano más teórico se define a la Inteligencia Artificial como la disciplina que estudia la forma de construir máquinas o sistemas que exhiban alguna de las siguientes características:

Desde el plano más práctico, nos encontramos con que tenemos técnicas para resolver ciertos problemas que encajan más o menos con alguna de estas características enumeradas. Por ejemplo, hemos hablado aquí bastante sobre el diseño de agentes inteligentes, que son técnicas que están muy orientadas a crear la capacidad de actuar de forma racional.

Volviendo a la lista de características dada, si nos fijamos, estas características no son independientes unas de otras, están relacionadas unas con otras en más de una forma.

La cara teórica y la cara práctica
Podemos reescribir la lista de posibles características de la Inteligencia Artificial en base a si necesitamos resolver un problema que implique realizar deducciones (la cara teórica) o que implique actuar (la cara práctica):

Naturalmente que existen problemas que requieren de ambas propiedades. Pero realmente podemos establecer una división muy clara entre lo que es pensar y lo que es actuar.

Por ejemplo, los casos más simples de agentes inteligentes vienen a ser dispositivos que, básicamente, actúan en base a cómo han sido programados, pero no tienen capacidad deductiva.
Dos caras Inteligencia Artificial
Por otro lado, las redes neuronales artificiales no tienen ninguna capacidad de actuar por sí solas, pero sí que son capaces de generalizar usando los datos con los que son entrenadas y pueden clasificar bien cosas que nunca antes han visto.

La cara humana y la cara racional
También podemos reescribir la lista de posibles características de la Inteligencia Artificial en base a si su funcionamiento debe estar más cerca de lo que se espera de un humano o más cerca de una posición racional pura:

Esta es la aproximación a la Inteligencia Artificial que más problemas plantea, a pesar de no ser posible aún construir sistemas ni remótamente parecidos a la cantidad de habilidades distintas que puede desarrollar un humano.

Suele considerarse a los humanos como animales racionales, básicamente para diferenciarlos del resto de criaturas. Ciertamente, un humano puede exhibir un comportamiento perfectamente racional en cuestiones dadas, pero no es algo que se pueda esperar siempre de un humano.

En este caso, no está claro que sea posible crear un sistema basado en Inteligencia Artificial que sea capaz de exhibir un comportamiento tanto humano como perfectamente racional.

Por ejemplo, en el caso de los agentes inteligentes puede que necesitemos un comportamiento perfectamente racional, como es un sistema de soldadura en una cadena de producción, o puede que necesitemos un comportamiento más humano, como un sistema automátizado de atención telefónica al cliente.

Ética e Inteligencia Artificial
Cuando consideramos la Inteligencia Artificial como portadora de caras humana y racional aparecen unos cuantos problemas relacionados con la ética y sobre lo que debería ser admisible o no.

En la conversación mencionada entre el presidente ruso y el fundador del gigante ruso de internet Yandex, aparece con claridad la distinción entre Inteligencia Artificial racional y otra Inteligencia Artificial más cercana a lo humano, que podría desarrollar características propias de los humanos, como la ambición, y esa es la posibilidad, hoy por hoy remota, que preocupa al presidente ruso.

Como ejemplo de situación perfectamente factible a considerar, podríamos pensar en un automóvil con conducción autónoma, que en un momento dado y por circunstancias extraordinarias se ve obligado a decidir entre ejecutar una acción que ponga en riesgo a los pasajeros del coche u otra que los mantenga a salvo pero pueda poner en peligro a otras personas, como algún niño que aparece de repente en la calzada.



¿ Es admisible que un sistema perfectamente racional ponga en peligro a su dueño a cambio de proteger algo objetivamente más valioso ?

¿ Es admisible que se corra el riesgo de que una máquina desarrolle una ética cuestionable sólo porque nos encontramos más cómodos tratando con entes que tratan de parecerse a los humanos ?



Para saber más:

La ética y la Inteligencia Artificial es un tema que da para discusiones interminables. En esta página de la Wikipedia se exponen cuestiones interesantes sobre este tema.



 

Inicio Powered by NetBSD
 
HTML5
 
En general, todo el contenido de este sitio web es original, salvo referencias o enlaces a otros sitios web y citas o reproducciones expresamente presentadas como tales.

No está permitida la reproducción ni la copia del contenido de este sitio web sin el permiso expreso de la propiedad del mismo.

Este sitio web no utiliza cookies ni ningún otro mecanismo para almacenar información en los navegadores de los visitantes ni para realizar seguimiento de los mismos.

2017,2018 Revolucionia.net
Sobre Revolucionia
Temas
Para saber más
Contacto