Revolución IA

La Inteligencia Artificial está llamada a protagonizar la próxima Revolución tecnológica

Inicio Sobre Revolucionia Temas Para saber más Contacto

Impuestos sobre los robots

Fernando P.    31/08/2017

Temas:  Actualidad    Divulgación    Inteligencia Artificial y Sociedad

Desde hace tiempo, existe una corriente de pensamiento en la sociedad que alerta sobre los riesgos de la excesiva mecanización del trabajo. Ya hemos hablado de los riesgos que, según Elon Musk, la Inteligencia Artificial representa para la sociedad.

Sin ir tan lejos como vaticina Elon Musk, hay mucha gente preocupada por la posibilidad de que las técnicas de Inteligencia Artificial permitan crear procesos automáticos que realicen multitud de trabajos que tradicionalmente realizan personas, creando legiones de parados.

Se ha propuesto una forma de tratar con este fenónemo que consiste en lo que se llama:

Crear impuestos específicos a los robots

El tema es bastante más complicado de lo que parece a simple vista y vamos a tratar de desarrollarlo lo mejor que podamos en el presente artículo.

La mecanización del trabajo, el Ludismo y otros fenómenos
La mecanización del trabajo humano es un fenómeno que ha acompañado al desarrollo de las sociedades humanas desde siempre. Muchos trabajos que empezaron siendo realizados de forma manual por personas terminaron siendo realizados por animales o máquinas, en última instancia.

A menudo se han desarrollado movimientos contrarios a este proceso de mecanización de las sociedades. Un ejemplo claro de este tipo de cosas es el movimiento denominado Ludismo, que se desarrolló en el siglo XIX y que se dedicaba a destruir telares automáticos y máquinas cosechadoras con la excusa de que destruían puestos de trabajo.

Mirando un poco atrás, cualquier movimiento contrario a la mecanización que se haya producido en el pasado nos parece hoy disparatado. Simplemente, no somos capaces de concebir hoy nuestra vida si no existieran las máquinas a las que se han opuesto todos y cada uno de los movimientos anti-mecanización que han podido producirse en la Historia.

Sin ir más lejos, en los años 90 del siglo pasado, mucha gente era reticente a la telefonía móvil por la cuestión de la exposición constante a la radiación de microondas que emiten. El caso es que, a día de hoy, no hay ninguna posibilidad de que las generaciones más jóvenes prescindan de la telefonía móvil, independientemente del riesgo que pueda suponer la exposición a la radiación.

El miedo a la Inteligencia Artificial
Las corrientes de pensamiento actuales que tratan de presentar a la Inteligencia Artificial como un riesgo serio para la sociedad corren el riesgo de caer en los mismos disparates que se han dado en otras ocasiones de la Historia.
Impuestos aspiradora inteligente
Un problema clave consiste en las definiciones de las cosas. Cuando se habla de este tipo de riesgos, invariablemente se piensa en robots con capacidades asombrosas. Ya hemos hablado de lo que se considera Inteligencia Artificial y hemos visto que esta idea futurista de los robots sigue estando más en el plano de la ciencia-ficción que en el de la realidad.

El tipo de dispositivos que denominamos robots y que son funcionales hoy en día, son básicamente dispositivos automáticos en líneas de montaje de factorías, como pueden ser los robots que montan circuitos electrónicos minúsculos o que pintan vehículos en cadenas de montaje de automóviles. Este tipo de dispositivos pueden considerarse agentes inteligentes bastante caros, pero poco más.

No parece probable que nadie vaya a renunciar a sus teléfonos móviles simplemente por el hecho de que están montados por robots que realizan un trabajo tan preciso que ningún humano puede realizar.

Por otro lado, técnicas estándar de Inteligencia Artificial, como pueden ser clasificadores que saben generalizar o todo tipo de agentes inteligentes, están en el corazón de una cantidad asombrosa de productos y servicios que usamos a diario, como pueden ser teléfonos móviles, aspiradoras autónomas, cámaras de fotos, automóviles, ordenadores, servicios de Internet ... etc.

Delimitación del impuesto a los robots
En este contexto, cuando pensamos en crear impuestos para los robots, lo primero que tenemos que definir con precisión es:

¿ Qué es un robot ?

Se trata de una cuestión nada trivial.

Por ejemplo, en las cadenas de montaje de automóviles hay robots desde hace décadas. Es imposible montar a mano de forma fiable los componentes electrónicos de un teléfono móvil sin la asistencia de robots. Poner impuestos a estos dispositivos significa incrementar el precio de automóviles y teléfonos móviles sin contrapartida de nuevos puestos de trabajo.

Por otro lado, poner impuestos a todo lo que incluya técnicas de Inteligencia Artificial en su funcionamiento va a significar subida de precios para la mayor parte de dispositivos electrónicos, especialmente en todo lo que tiene que ver con nuevas tecnologías.

Por otro lado, hay una industria muy potente y muy intensiva en mano de obra humana cualificada, que es la industria del software y que es la industria que, básicamente, está detrás de todo lo que tenga que ver con Inteligencia Artificial. Al final, la Inteligencia Artificial no son más que algoritmos programados por humanos que se ejecutan en un computador. Poner pegas al desarrollo de la Inteligencia Artificial supone la destrucción segura de cantidades ingentes de puestos de trabajo en la industria del software.

Recientemente se ha comentado sobre la posibilidad de que Corea del Sur introduzca un impuesto a los robots, una cosa sorprendente en un país que apenas tiene desempleo. Lo cierto es que la posibilidad no es tal y viene a ser más una rebaja en estímulos fiscales que existían para la adquisición de determinado equipamiento industrial, algo comprensible una vez que el país ya ha alcanzado un elevado grado de automatización.

Problemas reales y problemas no reales
Si algún día aparacen los robots a los que tanto miedo tiene Elon Musk, pues igual habrá que pensar algo, pero esos dispositivos están muy lejos de ser reales. Sin embargo, los luditas sí que se dedicaban en el siglo XIX a destruir cosas que ya existían y funcionaban.
Carl Sagan sobre ciencia y sociedad
Algunos historiadores señalan que, en realidad, los luditas no pensaban que las máquinas fueran malas, simplemente las usaban como excusa para conseguir capacidad de presión en negociaciones sindicales, una cuestión méramente política.

La cuestión actual del miedo a la Inteligencia Artificial está completamente fuera de lugar por ser completamente contraproducente sobre lo que ya tenemos y porque no hay ninguna indicación de que en el futuro pueda darse la temida rebelación de las máquinas contra los humanos. Básicamente, puede adivinarse una intención política en todo esto, igual que sucedió con el Ludismo en el siglo XIX. La Inteligencia Artificial es la excusa para tapar otros problemas que tiene la sociedad actual.

Carl Sagan dijo hace tiempo que nuestra sociedad está creando un cóctel explosivo en lo que se refiere a la tecnología, porque la tecnología cada vez tiene más poder en la sociedad mientras que las personas que componen la sociedad cada vez saben menos de tecnología.


Los robots y la Inteligencia Artificial no son un problema real. Los problemas reales son la ignorancia y el miedo que surge de la ignorancia.


Para saber más:

Página muy interesante de la Wikipedia sobre el Ludismo, un movimiento anti-mecanización de cierta relevancia que se produjo en el siglo XIX en plena Revolución Industrial.

Noticia en medio generalista sobre las supuestas intenciones de Corea del Sur de introducir impuestos sobre los robots, pero no es así realmente, el titular es algo confuso.

Vídeo con entrevista a Carl Sagan en la que pronuncia la frase: 'Crecemos en una sociedad basada en la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Esta mezcla combustible de ignorancia y poder, tarde o temprano, va a terminar explotando en nuestras caras'.



 

Inicio Powered by NetBSD
 
HTML5
 
En general, todo el contenido de este sitio web es original, salvo referencias o enlaces a otros sitios web y citas o reproducciones expresamente presentadas como tales.

No está permitida la reproducción ni la copia del contenido de este sitio web sin el permiso expreso de la propiedad del mismo.

Este sitio web no utiliza cookies ni ningún otro mecanismo para almacenar información en los navegadores de los visitantes ni para realizar seguimiento de los mismos.

2017,2018 Revolucionia.net
Sobre Revolucionia
Temas
Para saber más
Contacto